22 enero 2013

Cualquier tontería.

Durante el desayuno el esposo dubitativo le pregunta a su esposa.

“Amor, si yo me muero, ¿Tu llorarías por mí?”.

Y ella le responde: “Claro cariño, si tu sabes que yo lloro por cualquier tontería”.

Our Partners